Descubriendo los beneficios de la maca: mas allá de la energía

Allá por los años 90, comenzábamos a convivir con el ginseng. Esa raíz que provenía del lejano oriente y que prometía beneficios hasta ahora desconocidos y que ponía en peligro el liderazgo de los suplementos vitamínicos y de los mismísimos Calcio 20 y Quina Santa Catalina…sí, efectivamente, ya tengo una edad.

Hombre feliz y con energía

¿Qué es la maca y por qué es tan popular?

La maca o Lepidium meyenii es un tubérculo, perteneciente a la familia de las crucíferas, que se cultiva desde hace miles de años en la zona andina central de Perú y, en la actualidad, es uno de los componentes principales de numerosos complementos alimenticios recomendados en el terreno deportivo. Se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional para tratar diversas dolencias y como un alimento básico en la dieta de las comunidades andinas y, en la actualidad se ha vuelto muy popular en todo el mundo debido a sus numerosos beneficios para la salud.

Estos beneficios de la maca se deben a su contenido en alcaloides, aminoácidos, vitaminas B1, B2, B3, B6 y C, minerales como el hierro, calcio, zinc, fósforo, sodio y potasio, ácidos grasos insaturados, esteroles, saponinas, terpenoides y proteínas.

Tipos de maca

Según el color, existen diferentes tipos de maca. Parece ser que su ecotipo influye en sus beneficios y sus propiedades saludables, aunque, en general, todos los tipos de maca están relacionados con un aumento de la energía y vitalidad, gracias a sus propiedades adaptógenas, así como una mejora de la función sexual. Las raíces de maca en Perú crecen en tres grupos de colores básicos:

    • Maca amarilla

De color blanco a amarillo, las raíces se convierten en polvo de maca amarilla y corresponde al 60% de la cosecha anual

    • Maca roja

De color rosa claro a color púrpura oscuro que se convierte en polvo de maca roja y cuya cosecha anual corresponde al 25%

    • Maca negra

De gris claro a gris oscuro que se convierte en polvo de maca negra. Su cosecha anual es la más escasa, correspondiendo al 15%.

Los tres colores de maca pertenecen a la misma especie y tradicionalmente no ha habido distinción y se consumían conjuntamente. Sin embargo, en los últimos años comenzaron a separarse ya que hay bastantes estudios que corroboran propiedades y, por tanto, usos diferentes, en función del color. Probablemente, la maca negra es la más utilizada en la actualidad por ser la de acción más rápida y tener propiedades beneficiosas a nivel físico, intelectual y sexual.

Mejora el rendimiento físico con la maca

La maca es un alimento muy apreciado por sus efectos a nivel físico. Esta raíz es conocida por su capacidad para fomentar la función muscular y reducir o contrarrestar el cansancio después del ejercicio. 

La maca es especialmente útil para atletas y personas activas que quieren mejorar su rendimiento físico. Su alto contenido en hidratos de carbono complejos y proteínas permite mantener la energía durante el ejercicio, soportando mucho mejor los esfuerzos.

La contribución de la maca en la oxigenación es otro de los beneficios para el rendimiento físico ya que contiene compuestos que aumentan la circulación sanguínea con lo que se favorece la llegada de oxígeno y nutrientes a los músculos.

Además, la maca tiene propiedades adaptógenas que reducen el estrés y la ansiedad. Es una ventaja añadida para los deportistas que se encuentren en situaciones estresantes durante los entrenamientos o en competición. A esto se une que la maca, de manera indirecta, ayuda a mejorar el sueño y la calidad del descanso por lo que favorece la recuperación del músculo y el bienestar general del cuerpo.

La maca para equilibrar tus hormonas y mejorar tu salud reproductiva

La maca contiene compuestos bioactivos que actúan como reguladores hormonales naturales, lo que puede ser especialmente beneficioso para las mujeres que experimentan desequilibrios hormonales durante su ciclo menstrual o en la menopausia. Además, la maca ha demostrado tener propiedades afrodisíacas, aumentando la libido tanto en hombres como en mujeres. 

Gracias a este equilibrio hormonal, la maca también puede ayudar a mejorar la salud reproductiva. Para las mujeres, puede regular el ciclo menstrual, reducir los síntomas del síndrome premenstrual y promover una ovulación saludable, así como efectos beneficiosos en la osteoporosis, por su contenido en calcio. 

En cuanto a los hombres, se ha demostrado que la maca mejora la calidad y cantidad de esperma, lo que puede aumentar las posibilidades de concepción. Evidentemente, no es un producto milagroso, pero puede ser un aliado natural para mejorar el equilibrio hormonal y favorecer la salud reproductiva.

Algunos estudios han demostrado efectos positivos en la disminución del tamaño de la próstata lo que puede ayudar a mejorar la calidad de vida de aquellos hombres que sufren los síntomas de la hiperplasia benigna de próstata (HBP) y otros trastornos como la disfunción sexual.

La maca como aliado contra el estrés y para mejorar la memoria y la concentración

Los seres humanos tenemos la capacidad de anticiparnos a los acontecimientos y, el hecho de pensar lo que puede ocurrir puede resultar adaptativamente una defensa necesaria o, por el contrario, puede generar ansiedad y estrés. Si bien, un cierto nivel de cortisol, la hormona del estrés, es necesario para la supervivencia, niveles altos y prolongados en el tiempo tiene numerosos efectos negativos para nuestro organismo.

La maca puede tener efectos positivos en el estado de ánimo. En estudios realizados se ha observado que la maca puede actuar como regulador del sistema nervioso central y mejorar la función cognitiva, lo que puede ser beneficioso para las personas que sufren sentimientos depresivos. Además, se ha demostrado que la maca puede aumentar los niveles de serotonina y dopamina, dos neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo y la sensación de bienestar.

Si estás buscando una forma natural de combatir el estrés y la ansiedad, la maca puede ser tu alidada. Esta planta adaptógena ayuda a regular los niveles de cortisol en el organismo. Además, contiene compuestos que pueden mejorar el estado de ánimo y reducir los síntomas de la ansiedad. 

Contiene antioxidantes y nutrientes que ayudan a proteger el cerebro del daño oxidativo lo que puede mejorar la función cognitiva. Además, la maca es rica en hierro y vitaminas del grupo B que son esenciales para la salud cerebral. En definitiva, la maca puede contribuir a aumentar la capacidad de concentración y memoria.

Todo el mundo puede tomar maca

No existe una dosis recomendada para tomar maca, aunque se ha observado en los estudios que es segura la toma de hasta 3 gramos de polvo de maca durante 4 meses. 

Es importante también tener en cuenta que los efectos de la maca pueden variar según la persona. Es posible que necesites experimentar un poco para encontrar la cantidad adecuada para ti, aunque, en la mayoría de los casos, notarás los efectos a partir del mes y medio o dos meses. 

La maca posee más beneficios que efectos adversos. Es importante mencionar que los posibles efectos no deseados no son comunes y pueden variar de una persona a otra. 

En caso de tomarlo a última hora de la tarde o por la noche, el efecto adverso más frecuente es el insomnio, por lo que, si ya tienes problemas para dormir, es mejor que no lo tomes al final del día.

Por otro lado, aquellas personas con problemas de tiroides deben tener preocupaciones a la hora de tomarlo o, mucho mejor, consultarlo con un médico ya que la maca contiene una concentración de iodo que puede alterar el funcionamiento normal de la glándula tiroides.

Pero sí, la maca es segura, aunque no está de más, como siempre, pedir consejo a un experto antes de tomar complementos alimenticios, sobre todo, si se padece una enfermedad o se está tomando alguna medicación.